• 30 Nov

    4 mitos sobre el régimen todo incluido analizados en detalle

    Seguro que te ha asaltado más de una duda a la hora de reservar un hotel all inclusive. Hemos analizado en profundidad los pros y los contras de las vacaciones all inclusive, así como 4 de los mitos más extendidos en torno a ello.

    Mito 1: El todo incluido te ata al hotel

    Reservar un todo incluido no siempre significa que tengas que disfrutar sus ventajas únicamente en tu hotel. Echa un vistazo a las ofertas, ya que hay establecimientos que también incluyen servicios fuera del hotel. Puede proporcionar numerosas ventajas que no se te habían pasado por la cabeza. Los hoteles Pabisa en la Playa de Palma, en su paquete All Inclusive Plus, te ofrecen, por ejemplo, atractivos descuentos en Nova Beach Park, un lugar donde podrás disfrutar de preciosos atardeceres o deliciosos platos en primera línea de playa.

    Mito 2: El todo incluido se limita a unas vacaciones de playa y piscina

    Solo si quieres. La Playa de Palma ofrece numerosas posibilidades si lo que deseas son unas vacaciones activas. Desde mini-golf, deportes acuáticos, ciclismo o una excursión a la cercana capital de la isla, Palma. La oferta es tan grande que, con total seguridad, nunca te aburrirás en tus vacaciones. Algunas de estas actividades, como el minigolf o la visita al Palma Aquarium, son gratuitas para los huéspedes en régimen de todo incluido en los hoteles Pabisa.

    Mito 3: Los bufés libres no valen la pena

    Un bufé tiene la ventaja de que puedes elegir lo que quieres comer: una fresca ensalada aliñada a tu gusto, carne o pescado. Para terminar un delicioso postre dulce o mejor vigilar las calorías, y disfrutar de un plato repleto de fruta fresca. Algunas tortillas o piezas de carne se preparan justo ante los ojos del huésped y van directas de la sartén al plato. ¿De verdad piensas que no merece la pena?

    Mito 4: Las vacaciones todo incluido están consideradas un tanto mediocres

    Si piensas esto es porque quizás has elegido mal el hotel. El todo incluido puede ser una de las mejores formas de cuidar al huésped. Hay muchos motivos para elegir un hotel todo incluido: imagina estar tumbado junto a la piscina y que te apetece un cóctel. ¿No es maravilloso que te lo sirvan y no tener que preocuparte por el presupuesto vacacional?

    Compartir: