• 28 Sep

    Viajar a Mallorca en invierno siempre merece la pena

    Si viajas a Mallorca en invierno te costará reconocer la isla que encontrarías en verano. Debes estar preparado/a para cualquier cosa porque quienes visitan la isla en temporada baja tienen la oportunidad de conocer el popular paraíso vacacional veraniego desde un punto de vista completamente diferente.

    ¿Qué se puede hacer en Mallorca durante la temporada de invierno?

    ¡Buena pregunta! Claro está que los últimos meses del año no son el mejor momento para disfrutar de unas vacaciones en la playa; hace un tiempo un tanto fresco para ello. Sin embargo, no por eso dejarás de pasar horas y horas en la playa debido a la gran cantidad de actividades que Mallorca ofrece en invierno. Tras la larga temporada de verano y un par de refrescantes lluvias en otoño, la isla empieza a estar fresca y verde con la llegada del invierno. Las temperaturas son tan agradables que pasarás la mayor parte del tiempo al aire libre también en esta época, lo que te permitirá tener un mayor contacto con los lugareños. Con ellos tendrás la oportunidad única de conocer la cultura mallorquina y la diversidad de la isla de primera mano.

    Mallorca en octubre

    El tiempo ideal para dar largos paseos por la playa, hacer un picnic en las montañas o degustar una copa de vino en una de las muchas terrazas. A diferencia de las altas temperaturas de verano, octubre brinda el clima perfecto para estar activo. Por ejemplo, algunas de las actividades más practicadas en otoño son realizar rutas en bicicleta por las montañas, correr por la arena o jugar al golf. Encuentra el punto de partida ideal para tus vacaciones de otoño o invierno con nuestras ofertas de alojamiento en Playa de Palma

    Mallorca en noviembre y diciembre

    El clima de Mallorca en invierno es suave. Incluso en diciembre hay días en los que el sol hace que no se necesite chaqueta. Palma, la capital de la isla, es una visita obligada durante las semanas previas a la Navidad. Con su preciosa iluminación navideña y sus numerosas cafeterías al aire libre, Palma se convierte en esta época en una de las ciudades comerciales más populares de Europa. Como contraste a la vida de la ciudad, los pueblos mallorquines del interior seducen al visitante con su gran cantidad de ferias y eventos tradicionales. En este enlace encontrarás seis propuestas para disfrutar de tus vacaciones de otoño en la isla.

    Mallorca en enero y febrero

    Un lugar ideal para unas vacaciones invernales en Mallorca es, de hecho, la Playa de Palma. Mientras que en verano hay que abrirse camino entre la multitud de turistas, te sorprenderá el carácter personal y auténtico que adquiere la Playa de Palma en los meses de invierno. Podrás disfrutar de playas kilométricas de arena prácticamente para ti solo/a, al mismo tiempo que estás a muy poca distancia de Palma, la capital de la isla.

    Compartir: